Highlights

Esto me dijeron a lo largo de varios años haciendo entrevistas. No están todos los que son y son todos los que están.

 

Hay un momento en la vida de todo artista en que tiene que vivir del arte para después poder vivir para el arte. El problema es cuando tú conviertes el vivir del arte en la condición natural de tu vida, con lo cual sacrificas tu capacidad artística. Quien actúa de esa manera está delimitando progresivamente su lenguaje, va haciendo frágil su propuesta y va perdiendo su autenticidad.

Víctor Guédez, gerente cultural venezolano

 

Esta empresa tiene 2 mil empleos directos. Sin contar los que se mueven por fuera. Es una empresa en constante crecimiento, que ha tenido que hacer las inversiones que ha hecho, sin contar con el país, porque el problema es que Radio Caracas no puede esperar a que el país mejore para hacer las inversiones.

Julián Isaac (+), VP de Comercialización de RCTV, 2001

 

Nosotros continuamos discutiendo, a pesar de todo el progreso que tiene nuestra profesión, sobre asuntos que son del pasado. Aquí se discute el precio de la cuña cuando nosotros tendríamos que estar discutiendo el valor de la audiencia.

Bobby Coimbra, Presidente de la agencia de publicidad J. Walter Thompson

 

Ningún movimiento político pudo detener el béisbol: derrocaron a Medina, se jugó a los tres días; derrocaron a Gallegos, se jugó a los dos días; golpe de estado de Pérez Jiménez, se jugó béisbol; derrocamiento de Pérez Jiménez, se jugó final de temporada; problemas del periodo de Betancourt, saqueos del 4F… nada puede contra el béisbol. Por eso, el béisbol se alargó los pantalones.

Javier González, historiador venezolano especializado en béisbol

 

Nosotros tenemos que preguntar a nuestro actor principal, que es el Presidente Chávez, qué va a hacer. En la medida en que los jugadores y los actores hagan otras cosas, es en esa medida en que nosotros vamos a tener cambios en nuestra programación.

Alberto Federico Ravell, periodista, en ese entonces presidente de Globovisión

 

Los galeristas se sienten molestos porque cada uno de los clientes es un apóstol nuestro.

Odalys Sánchez de Saravo, subastadora venezolana de arte

 

Andrés Galarraga está más allá del bien y del mal. Nuestras carreras se han cruzado y sé que él no quisiera tener que irse del beisbol. Eso es el mal sueño, es la tragedia, la pesadilla: tener que retirarse algún día. Yo mismo no imagino a Galarraga sin jugar. Con él se cumple todo aquello de que el hombre es de la estatura de sus retos. Jamás lo podré olvidar, era un diciembre lluvioso del 92, en un Caracas-Magallanes, cuando los fanáticos del Caracas le gritaban: ‘¡Muerto, muerto!’. Ya lo habían ponchado dos veces, coincidieron nuestras miradas… él tenía los ojos vidriosos. Demasiado generoso es Galarraga con el público del Caracas.

José Visconti (+), periodista deportivo venezolano

 

El mercado venezolano (de la televisión por cable) en dólares es el más grande de Latinoamérica, teniendo menos suscriptores. Tiene menos suscriptores, pero más servicios, es decir, mayor volumen de ventas.

Gonzalo Mujica Brandt, presidente de VC Studios

 

Tenemos la intención de mostrar esta región (Mérida) de Venezuela en todo su esplendor, mostrar que de alguna forma no solamente las ventanas miran hacia las capitales, sino que existen pequeñas gemas escondidas en cualquier parte del país y lo que se necesita es ir hacia allí, explorar y encontrarlas.

Juan Carlos López, productor audiovisual venezolano

 

Yo le escogí el nombre, pues tiene significados tanto en japonés como en quechua. Tambo en quechua es lugar de paso, de refrigerio y de descanso. Allí llegaban los indígenas que hacían el correo. El correo era a trote y llegaban a esos lugares. Entregaban el correo, descansaban, se refrigeraban y seguían el trote. Y en japonés significa campo de arroz.

Julio Ikeda, chef peruano-venezolano del mítico Tambo (hoy desaparecido)

 

Hay algo interno, el instinto maternal, que está más allá del costo económico, más allá de todos los problemas que puedan existir, y cuando ves que una persona hace el esfuerzo y no lo consigue sabes que la fertilidad es un punto fundamental para lograr el bienestar.

Alejandro Kovacs (+), médico venezolano pionero en fertilidad asistida

 

Se está haciendo creer que el padre (Juan) Vives (Suriá) está dividiendo a la Iglesia, pero la Iglesia se ha dividido desde hace muchos años, desde la creación de Copei, con el cual parece interpretarse que hay cristianos que tendrían más valor que otros. Por eso digo que soy católico, apostólico y romano, pero no copeyano.

Miguel Henríquez Ledezma, Capitán de Fragata (r) venezolano y miembro de Fundalatin

 

Wagner te quita el piso, la idea que transmite es la de ‘no estés tan seguro de nada’, y además te muestra lo que el poder y el amor hacen en ti.

Roberto Rico, publicista y fundador de la Asociación Wagner de Venezuela

 

Un avión no es una casa ni un hotel es un hogar. Muchas veces te levantas en un hotel y te preguntas, momentáneamente, en dónde estás, porque no lo sabes.

Ricardo Pérez Carbonell, productor musical venezolano

 

Soy paciente, sé esperar, y esperé mi oportunidad. El terco es el que no está completamente convencido de que hay una mirada integral de las cosas. El terco es aquel que se ciega ante su propia visión, porque está mirando muy cerca la pared. Creo que el paciente es el que ve, se va para un lado, se va para otro, y observa las cosas desde distintas perspectivas.

Richard Páez, médico y ex-DT de la Selección Nacional de Fútbol de Venezuela

 

La lectura, para mí, es una creación personal. Si alguien deja de operarse tres veces de la nariz y, mientras tanto, se lee un libro, creo sinceramente que ha desviado en el camino de pensar en convertirse en otra persona para aprovechar las facultades de su propia alma. Aprovecharlas para desarrollarse, y ser más feliz. Esto es lo que creo: cuanto más consumo de literatura haya, mucho mejor. El valor puede ser uno y el costo puede ser otro. A veces coinciden y a veces no. Pero cuanto más lea la gente tanto mejor para ellos, para la sociedad y para todo el mundo. La literatura ni va a cambiar al mundo, ni lo pretende, pero sí hará más felices a las personas.

Rosa Regás, escritora española

 

El desprecio a la ciudad ha sido llevado en este momento a su situación extrema, pues parece que el espacio público es el de los oligarcas, pero esa visión pueril y nefasta de invasión del espacio público ataca, en el fondo, al mismo pueblo.

William Niño Araque (+), arquitecto y urbanista

 

En estos días compré un disco del guitarrista Vicente Amigo, y el flautista de la Municipal me pasó un disco quemado de la Niña Pastori, la flautista de moda en España. Esas son cosas de la camaradería que está presente en el sector cultural. Por ejemplo, Milagros Socorro me ha dado libros y si ella no tiene para comprar mi disco, se lo regalo. A fin de cuentas, aunque al venezolano le importa más la riqueza monetaria que la cultura —¿a cuántos políticos ves en un concierto?— los artistas no estamos en el mundo sólo para ganar dinero, sino para vivir bien, en todo el sentido de la palabra.

Huáscar Barradas, flautista y compositor venezolano

 

Ahora se justifica que el pobre ya no es ese señor que levanta la familia con esfuerzo, ahora la imagen es la de ese recogelatas que se lo merece todo por ser pobre. Incluso, si caes en ese discurso y te convences de su veracidad, te llegas a sentir mal por tener algo. Porque el problema no es que se le dé al pobre, sino que el pobre no da nada a cambio. Sin embargo, segura estoy de que, pese a todas esas vicisitudes económicas y morales, hay algo que no me van a poder quitar: mi inteligencia.

Silda Cordoliani, escritora venezolana

 

Como a todo el mundo, se me ha pasado la posibilidad de irme. Pero siento que tengo que seguir aquí parada, luchando por lo que puede seguir siendo un sueño. Estoy segura de que es una resistencia sentir que mi lugar está aquí.

Beatriz Vázquez, actriz venezolana

 

La noche en Parque Central es onírica y cruel. Sin ir muy lejos, en esta avenida (Lecuna) solía trabajar un transformista de quien me hice amiga sin que lo supiera. Cada vez que me quedaba trabajando hasta las madrugadas escuchaba sus historias, sus transacciones, y cuando no llegaba hasta me preocupaba.

Margarita Villegas, artista plástica venezolana

 

Hoy en día se habla de nomadismo, pero tiene otras connotaciones. El nomadismo es una forma de cultura; el desarraigo es un modo de cargar con un trauma. Esa gente, como mi padre, llevaba la patria encima. […] No sé, en vistas de las circunstancias paternas, yo no sé si arraigué aquí, pero posiblemente tampoco sé si no tuve suficiente energía para seguir. Es la trampa de la utopía, del u-topos, el no lugar; en eso yo me siento venezolano.

Miguel von Dangel, artista plástico venezolano

 

Chávez está caído, es una cuestión de tiempo para que termine de salir. Yo no me atrevería a decir cuánto tiempo, porque este es un país en donde no hay gobernabilidad. No sé si necesariamente va a ser esa ley (de Hidrocarburos). Esa ley que impulsa Alí Rodríguez tiene efectos terribles. Lo más miope a mi entender es que pretende que el tamaño de la industria petrolera en Venezuela sea equivalente al tamaño de Pdvsa y eso significa que toda expansión esté directamente relacionada a la capacidad de flujo de caja y capacidad de financiamiento de Pdvsa.

Leopoldo López, político venezolano (en 2003)

 

Algunos cantantes aún conservan la humildad después del éxito, pero son pocos. El canto me obligó a evolucionar, a hacer algo más allá de lo que yo podía o tenía dentro de mí. Nada me ha llegado fácil. Fui muy exigente conmigo, porque no tenía una gran voz. Lo que tuve fue una gran preparación. Uno sigue la perfección, que es muy difícil de alcanzar. Nunca llega, jamás, pero yo intenté, lo juro. Juro que lo intenté.

Fedora Alemán, cantante lírica venezolana

 

Hay que escribir sobre el agua, y a veces a la gente muy racional le cuesta entender que, para llegar a lo nuevo, hay que atravesar la realidad conocida.

Matilde Daviú, escritora venezolana

 

Lo importante aquí es el nivel de organización y el trabajo social de esta gente, que es una fuerza con la que no contábamos hace tres años. Nuestra apuesta es que los chavistas de clóset, que son los de la clase media, terminen de salir de una vez por todas.

Diosdado Cabello, militar y político venezolano

 

En un colectivo artístico se reciben influencias y no se puede escapar a esa suerte de tomar algunas cosas o ideas. Lo verdaderamente importante es que pagues con creces lo que tomes prestado; es decir, que a partir de ello haya un aporte, un crecimiento, un avance.

Samuel Baroni, artista plástico venezolano

 

Yo soy fundamentalmente un artista de jazz latino que hace arreglos ambiciosos en los que los protagonistas son la composición, los músicos, el virtuosismo de los instrumentos después de que la música esté escrita. […] Soy un arreglista de jazz pero que está interesado en la música sabrosa de baile y otras expresiones musicales, porque me alimentaron con la música… cuando estoy en el jazz latino ya vengo con todos los secretos que ofrece la música de baile… de esta manera creo que me puedo manejar en dos aguas.

Andy Durán, director de orquesta y compositor venezolano

 

Siempre me dicen que pinto un panorama terrible de lo que podríamos encontrarnos en cada viaje”, comenta risueño, “pero es mejor así, pues en una actividad como ésta hay que tener mucha tolerancia, adaptación y hasta optimismo. Esto no es hacer turismo, esto es un deporte en el que cruzas países, cruzas ideologías y cruzas culturas. Por eso, no me interesa alguien que diga, ‘tengo dinero y puedo viajar’, sino gente con real espíritu aventurero.

Rui Mendes, explorador y viajero luso-venezolano

 

Simpl3 comenzó en 1999 haciendo fiestas, con una estructura bastante compleja. No sólo es una convocatoria a una sala adornada por ‘carteles salvajes’, o wild posters, y escuchar música hasta la madrugada. Es una expresión artística en la que se combina un discplay, la proyección de videos, y una exposición fuera del contexto formal. Hay otros Colectivos como Andinistas, El Sindicato del House, Ludic  y Dikrú. Pero éste es el pionero, al menos en cuanto a cultura hip hop.

Sergio Barrios, (aka Hase), diseñador

 

Como bien dijo en alguna oportunidad el publicista Bobby Coimbra, antes la sociedad criticaba la moda, ahora la tendencia mas común, es que la moda critique a la sociedad.

Jenny Woodman, fotógrafa peruana

 

No podemos detenernos en un especial diseño de portadas, porque estamos frente a una producción masiva. Esto es una fábrica y por lo tanto vamos a tener que abrir nuestra propia imprenta, y, con el tiempo, una pequeña imprenta en cada estado.

Francisco Sesto, ex ministro de Cultura venezolano

 

La literatura económica, en mi opinión, es una rama de la literatura general: incluye algo de ficción, de imaginación y de ejercicio del lenguaje. Modestamente, tengo la convicción de que he contribuido al entendimiento -o compresión- de estos temas por un público más amplio que el especializado.

Domingo Maza Zavala (+), economista, en ese momento director del Banco Central de Venezuela

 

Nunca le pongo al lector “siga los cinco pasos para ser feliz”. Lo que hago es darle al lector espacios claros para la reflexión, porque yo no soy ni maestro ni gurú. Yo cada vez que puedo lo digo; no quiero que me sigan, sería una pesadilla. Yo apenas me puedo hacer cargo de mí mismo.

Walter Riso, autor y psicólogo argentino

 

Esto es como ser una Miss Universo. Yo he trabajado en televisión y en política. He visto a gente muy importante y al día siguiente ser nadie. Por lo cual no me tomo muy en serio el tema de ser famoso. Tampoco es que la fama de un escritor sea la de Ricky Martin… es una fama entre los cuatro gatos que leen.

Santiago Roncagliolo, autor y escritor peruano

 

Entiendo exactamente lo que se sufre en las cárceles. Estoy viendo a Iván en otra faceta diferente. Lo veo mucho más vulnerable. Pensar que una persona depende tanto de ti, a veces te asusta. Es que a mí solamente saber que es inocente, que es el papá de mis hijos y que de verdad está ahí de una manera tan injusta, eso me impulsa y yo jamás sería capaz de dejarlo solo a él. Si él tiene que estar 20 años ahí, yo estaré 20 años a su lado. Tengo que estar a su lado porque él haría exactamente lo mismo. Me hace falta mi esposo, me hace falta tener con quién llorar, pues no puedo llorar al lado de él, tengo que hacerlo a solas.

Bony Pertíñez de Simonovis, abogada penalista

 

Cuando yo llegué, lo primero que le dije a Elvira [Parés] fue: hay que enseñarle a la gente que el diseño de moda es una profesión. Como país Venezuela puede convertir esto en una industria seria y no verse sólo como el vestidito de un evento social. Esto es una industria que en otros países han funcionado para mantener ciudades completas. Cuando tú estás aquí todo el mundo te subestima, porque estás con tus dibujitos, tu vestidito. Cuando tú sales y ves a tanta gente de nivel, en una competencia seria, que esto no es una echadera de broma sino que es una industria, el panorama te cambia.

María Fernanda Pulgar, diseñadora de moda venezolana

 

Estaba ahí -un muchachito barquisimetano- cerca de donde Kid Pambelé peleó, escuchando a Aldemaro Romero en un piano, a Chico O’Farrell en el otro, y ese muchachito con la boca abierta. Yo escuché a los dos músicos latinoamericanos más importantes de su época, juntos, esa noche inolvidable. Puede decirse, después de todo, que lo que en verdad soy es un hombre privilegiado.

Rodolfo Saglimbeni, director de orquestas venezolano

 

El tío loco era republicano, comunista, que terminó preso. El logra escaparse porque enamora a una de las monjas de la cárcel. La monja le prestó el traje y se fuga. Termina en una especie de campo de concentración que armaron los franceses, que eran también una inmoralidad, con los españoles refugiados… logra después de doce años, montarse en un barco sueco que venía para América. Cuando está en el barco el mesonero le ofrece café y azúcar. Mariano Redondo, mi tío loco, se da cuenta que tiene 12 años sin verla y le pregunta al mesonero: ‘¿Puede dejarme el azúcar? Es que tengo 12 años sin verla’. El se sentó a comer azúcar puro. No la tuvimos en miles de años, ahora la consumimos en un segundo.

Sumito Estévez, chef venezolano

 

Cuando un fotógrafo rompe el molde creando su propio estilo, aparecerán 100 más haciendo lo mismo. Las revistas siguen ese estilo también creando 200 páginas “vacías” que no traen ningún punto de vista nuevo excepto lo que la gente cree que es el estilo del momento.

Mónica Trejo, fotógrafa venezolana

 

Los que trabajan con arte no necesitan de un cliente propiamente dicho, pero los fotógrafos que se identifican como fotógrafos de moda, después de su tiempo de formación si creo que mayormente solo trabajan bajo clientes definidos.

Alexánder Apóstol, fotógrafo venezolano