Contra el poder

¿Poco a poco de regreso? No, poco a poco hacia adelante, como en una guerra de guerrillas, persistente y combativa contra todo lo que (me) produce esa vaga pero desagradable impresión de mediocridad:

1) Que un Estado sea tomado por un gobierno y que sus tensiones con las fuerzas opositoras sean más importantes que los ciudadanos a quienes representan.

2) Que un factor de poder (social o individual) te diga qué es lo mejor para ti. La buena fe no es dogma. La política -y su militancia- vividas como religión son algo deleznable.

3) Que la cosmovisión de un colectivo o un individuo consiga responder toda duda. Hay preguntas que NUNCA tendrán respuestas. Ni la filosofía, ni la astrología, ni el psicoanálisis, ni la lectura de pozos de café, ni la meditación, ni el feminismo, ni el veganismo, ni la nueva wicca brindan certezas absolutas. ¿Y el misterio, en dónde queda?

4) Que un ser humano se transforme en una influencia para densos grupos sociales y sea incoherente entre el decir y el hacer.

5) Que supuestas iniciativas altruistas sólo sirvan como plataforma y autobombo. A veces se ayuda desde la auto percepción de superioridad o desde la culpa.

6) Que haya miles de vidas perdidas por Covid-19 y algunos sectores con amplios intereses argumenten que muere más gente por desnutrición y rotavirus. ¿Ellos se ocupan, acaso, de revertir eso? ¿O es simplemente esgrimir un dato porque están perdiendo poder, dinero y capacidad de acción? Moralismo perverso.

7) Que no podamos ver, ni entender ni diferenciar qué es liderar de verdad y qué es ejercer poder.

8) Que se establezca una disciplina coercitiva del documentalismo realista como única expresión del arte y la cultura. ¿Y los mundos nuevos y las utopías y las fantasías proyectivas en dónde quedan? ¡Confundir registro como único lenguaje creativo, a estas alturas!

9) Que no podamos entender que la ley no hace la justicia. Y que, teniendo una ley de muerte digna, no podamos ejercer a cabalidad la vida digna.

 

Imagen: Magnum Photography

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *