• Un poema

    Señor, mientras separo unos esquejes el ciprés me habla de vos desde el jardín. Me ha descrito la pena que te invade en las mañanas de los días nublados. “A veces”, me dice, “un pensamiento triste lo oscurece hasta volverse…